viernes, 23 de marzo de 2012

Minerva Roof Garden. Los tejados de Roma.



El Restaurante Minerva Roof Garden, está situado en el magnífico Gran hotel de la Minerve, en Roma, en la Piazza della Minerva, a unos pasos del Panteón.

En esta plaza, se encuentra la única iglesia gotica que hay en Roma; Santa María sopra Minerva. Y en Roma hay más iglesias que días tiene el año, y lo que digo es verdad, he leido que cada día del año se pueden visitar tres iglesias diferentes en Roma.

Frente a la iglesia, hay un obelisco que me encantaba ver todas las mañanas, se trata de un obelisco egipcio del siglo VI a.c. que se encuentra a lomos de un elefante de marmol, que es obra de Bernini.

He visto muchos obeliscos, pero este me pareció muy especial....un obelisco sobre un elefante....




.
Esta es la fachada del Gran hotel de la Minerve, vemos mi obelisco, y mi restaurante Minerva Roof Garden, con sus jardineras y sus parasoles rozando el techo de Roma.

Tenía ilusión por ver la ciudad y sus tejados desde una de sus famosas terrazas en lo alto de alguna casa, son algo típico que ofrece una panorámica diferente de la ciudad, sus cúpulas y perfiles, y si además lo hacía con un exquisito plato ante mí, más que mejor.




Esta coqueta terraza ofrecía unas privilegiadas vistas al Panteón; templo romano de todos los dioses en la Edad Media que luego se convirtió en iglesia. Con la impresionante cúpula que veis, ha pasado a ser un símbolo de la propia Roma. En él se encuentra la tumba de Rafael, y cuenta tan sólo con la iluminación que le proporciona un osculus, u orificio en su parte superior.

Cuando llueve.... podemos ver las gotitas que se cuelan en la iglesia sin imporarles el qué dirán, salpicándo descaradas en el punto central de el suelo de marmol de colores de este antiguo templo.





Como hablar de un restaurante en Roma si perderse disertando sobre la propia ciudad. Puedo deciros que cenar en esta terraza fue todo un lujo romano!!





El Minerva Roof Garden, nos ofrece cocina mediterránea e internacional. La atmósfera, los otros comensales, la compañía de las surfinias, la danza de los camareros acompañando a los platos a su lugar de destino..... y estar tocando el cielo de la ciudad eterna con la punta de mi tenedor.....

Esos son los recuedos que guardo de aquella noche impecable.








Habrá en Roma otros muchos lugares para cenar, pero la experiencia de hacerlo en este tejado rodeada de plantas y flores, adereza cualquier plato con un ingrediente especial.

Os resalto los postres, soy una golosa! ...y estaban de diez.








Bon appétit!

http://www.grandhoteldelaminerve.com/restaurant-bar-hotel-five-star-in-rome.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...