domingo, 15 de abril de 2012

Torrija en bocadito de crema pastelera


Hoy ha sido día de preparar mochilas y uniformes, se acaban las vacaciones de Semana Santa y vuelta a la normalidad y a la rutina.

No quería cerrar este periodo de tiempo sin dejaros el postre tradicional de estas fechas; las torrijas. No las había hecho nunca aunque las había comido mil veces.

Desde que la semana pasada en Francia me topé con estos bimbos mini, que resulta que también los podemos encontrar al lado de la casa de uno, tenía en la cabeza hacer torrijas con ellos.




Lo de las torrijas en rebanada de pan al uso, como que no me va.
Me las han servido con bases tan diferentes y deliciosas que no concibo este postre sino evolucionado en un pan con cierto caché. No es que este mini bimbo lo tenga. Pero todo lo mini es más, y por eso creo que servirá.

Así que os presento mis torrijas mini en cuadritos, porque hay que ser flexibles y no cuadriculados. Mirar hacia adelante y no hacia el pasado.




Los he rellenado, de crema pastelera. Se que ésto es por lo menos de pecado capital. Pero Dios sabe que lo mío con la gula es algo difícil de remediar.





Si no tenéis estos panecillos, podeís cortar cuadraditos de una rebanada de pan bimbo o también los podríais hacer de forma circular. Las he adornado con unas hojas de mi arce japónico que tengo en el jardín. Siempre está flamante y renovado para el 1 de abril. Es de hoja caduca y me encanta ver los brotes nuevos cuando el invierno comienza a decaer. Es preludio de primavera. Como la Semana Santa.


Ingredientes para 10 torrijas:

- 20 rebanadas de bimbo mini, (lo podeis recortar).
- 150 cc de leche entera.
- 6 cucharadas de azúcar.
- 4 cucharadas de azúcar vainillado.
- 1 rama de canela.
- 1 huevo y 1 yema.
- 3 cucharadas de azúcar para caramelizar.
- 50 g de mantequilla.

Para la crema pastelera:

- 250cc de leche entera.
- 4 cucharadas de harina.
- 6 cucharadas de azucar.
- 1 yema.
- 1 corteza de limón.
- canela en rama.




Preparación de la crema pastelera: La mitad de la leche la ponemos a hervir con el azucar, el limón y la canela. El resto lo usamos para deshacer en frío la harina y mezclamos con la yema. Lo añadimos a la leche ya templada poco a poco mientras revolvemos usando un colador para evitar grumos. Dejar hervir un poco más y ya está. Truco: yo a la crema pasterlera le añado una pizquita de colorante alimentario, de ese que añadimos a la paella. Hace que tenga un color más vainilla, más atractivo y conserva el mismo sabor.


Elaboración de las torrijas:  En un cazo ponemos a hervir la leche con el azúcar normal y la rama de canela. Cuando hierve retiramos y esperamos a que enfríe. Entonces añadimos los huevos y el azúcar vainillado y lo colamos a un bol.
En ese bol dejamos las rebanadas de pan (que habremos dejado secarse el día anterior) y las mantenemos unos diez minutos para que empapen bien.






En una sartén ponemos las tres cucharadas de azúcar a fuego medio, y cuando empieza a hacerse caramelo añadimos la mantequilla. Cuando está derretida comenzamos a freír las rebanadas de pan y vamos dejando en un plato. No uséis papel absorbente porque se pegarán por el caramelo.

Luego los vamos montando poniendo de relleno la crema pastelera previamente elaborada para que esté fría y sea de fácil manejo. Servir inmediatamente para que la torrija se coma templada.










Bon Appétit!

5 comentarios:

  1. Me encanta todo!!!! Felicidades, te sigo desde YAAAAAA!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Buenísimas, me parece una idea fenomenal, digna de una gran chef.Un beso

    ResponderEliminar
  3. como tu dices esto es un pecado capital!!!!, ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  4. No soy de torrijas!! pero me gusta como te han quedado. besotes

    ResponderEliminar
  5. hummmmmmmmmmm k rico,no las he echo nunca, yo me las como jajaj pero hare las tuyas haber como me salen

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...