domingo, 20 de mayo de 2012

Ensalada templada de setas y rape: una ensalada al rescate.



Muchas veces me he preguntado qué reacción tendría en el caso de producirse en casa un incendio; si perdería el tiempo en llevarme algunas cosas o si saldría sin más corriendo.

Más me vale tener algo previsto porque, cuando llegue ese día, mucho me temo que me va a pillar sin ningún plan y voy a tener que improvisar. Y yo que soy muy organizada, no puedo tener ese asunto sin atar.

Dos han sido ya las veces que he estado a punto de quemar la casa. O al menos la cocina. Y las dos veces fue por el mismo motivo: estar charlando por teléfono con una amiga. Además la misma. Así que dos veces, dos, la sobresalté con mis toses y mis gritos.

La primera se me presentó en casa al minuto, vivimos muy cerca, y si no fuera por ella, no hubiera reparado en la nube de humo que envolvía el dormitorio de los niños.






Me pasa que pongo la sartén en el fuego a calentar y como soy incapaz de esperar (ya sabéis lo de mi fobia a la espera), hago algo que tenga pendiente; como por ejemplo una llamada.
Debería haber tenido en cuenta que con mi amiga Beatriz las llamadas no son llamadas; es un vamos a tomarnos una caña, pero telefónica, porque necesitamos normalmente más de tres cuartos de hora.

En la segunda ocasión, al igual que en la primera, mi marido estaba fuera. No recuerdo en que punto del mapamundi se encontraba. Así que la única responsable de la seguridad doméstica era una mujer impaciente y despistada, que por si fuera poco iba a convertirse ese día en pirómana reincidente.

Me volvió a ocurrir exactamente lo mismo, pero esta vez con llamas. Tranquilos!, las llamas las tenía bien controladas. Ascendían de la sartén, mientras yo la sujetaba paseando con ella de un lado a otro de la cocina como si de un número artístico se tratara. Estaba bloqueada.

En las dos ocasiones no pasó nada. Pero el qué haría yo si un día quemo la casa, lo tengo muy de actualidad últimamente.




Estas fotos de ensalada son fotos rescatadas. No se qué me pasó con el portatil cuando las transfería desde la cámara. Como soy incapaz de esperar, eso creo que ya lo he dicho...., me levanté a hacer algo mientras se traspasaban. Cuando regresé al escritorio, alguno de mis hijos debía de haber tocado algo; el caso es que ya no estaban, ni en la carpeta de destino, ni en la cámara.

Con un programa mi marido, que casualmente hoy si estaba en casa, consiguió rescatarme varias, no precisamente las mejores, pero las suficientes para poder exclamar: hemos salvado los muebles!.

No sabía que eso pudiera hacerse. Gracias a Dios no perdí mi trabajo! Pero volví a pensar que sin duda, en caso de incendio, inundación o tornado, de mi casa me llevaría las fotos que toda la vida he guardado. Es lo que más valor tiene!



Ingredientes: hojas pequeñas de espinaca, hojas de lechuga roja, 100 g de setas (yo shiitake), 200 g de rape, 2 dientes de ajo, aceite, vinagre y sal.

Preparación: Lavamos y cortamos pequeñas las setas, las sofreimos 20 min con un poco de ajo picado, las reservamos. En el mismo aceite, poco, freimos el rape en trozos pequeños hasta que esté hecho.

Montamos el plato: Primero las hojas de espinaca formando una flor, encima la lechuga roja y sobre el vegetal las setas y el rape. Regamos con vinagre y aceite. Salamos. Yo lo he adornado con un poco de rúcula. No se si mientras leeis mi receta habéis dejado algo al fuego.

Como dices!!!???     Corre!!!!!









Bon Appétit!

13 comentarios:

  1. Ufff te entiendo, yo soy también muy pero que muy despistada, me suena tu historia...

    ResponderEliminar
  2. JAJJAJJA ya no soy yo sola!!!!muy rica tu ensalada bs guapa

    ResponderEliminar
  3. La receta genial, las fotos, como siempre inmejorables y la historia.... Aysssssssss!!!!!!!! Qué cabecica tenemos!!! Como decía una compa de trabajo: tenemos cabeza por tener de tó!!!! Tranquila, no eres la única a la que le ha pasado algo parecido, algunas, incluso, hemos olvidado que estábamos llenando la bañera... con la inundación consiguiente!!!!!!
    Besito
    Manuela (www.lacocinademiinfancia.wordpress.com)

    ResponderEliminar
  4. Riquísima receta!
    Por suerte nunca he tenido ningún percance en la cocina. Yo muchas veces, si voy a hacer algo a la vez que cocino, pongo alguna alarma para no olvidarme... me daría pavor que me pasara algo así.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Una receta bien agradable a la vista, bien sana y por lo que lleva adivino que delicio0osa ... Me encantan estas ideas para hacer algo de bondad y cuidarnos un poco.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  6. No conocia tu blog y me esta gustando mucho voy a ver algo más...

    ResponderEliminar
  7. Tus historias son geniales aunque esta de hoy es un poco trágica... A mi tb se me incendio una vez una sartén y no veas el humo x toda la casa! Tu ensalada perfecta!

    ResponderEliminar
  8. Beatriz, una ensalada magnífica, de lujazo total!!!
    El 5 de Diciembre me quemé la mano derecha por un accidente doméstico similar al tuyo cuya causa fundamental fue una llamada de teléfono que me hizo entretenerme y cuando volvía la cocina destapé la olla, entró oxígeno y prendió la olla y mi mano.Fué horrible, todavía no he recuperado totalmente la movilidad en mi dedo pulgar.Ten mucho cuidado, por favor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Mary! Que pasada. Yo he librado bien las os veces, pero tengo esa manía, después de la segunda vez, con llama y todo en la satén creo que estoy más pendiente, gracias! Un beso.

      Eliminar
  9. Uyyy Bea!!! ten mucho cuidao por favor, que no puedes dejarnos sin tus fantásticas recetas, fotos, entradas....
    Un besooooo muy fuerte para el susto! :O)

    ResponderEliminar
  10. ummmmmmmmmm me encantan los ingredientes de esta ensalada!!..... con esta veo que no se te quemo la casa, jajajaja, es broma!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...