martes, 29 de enero de 2013

Budín de Naranja. Receta.



Una de las cosas que más me gusta del invierno es el dulzor de las naranjas buenas. Todos los días a media mañana me tomo un vasito de zumo y me doy cuenta de que sin querer cierro los ojos cuando lo bebo.

No me importa que fuera diluvie, o haga un terrible frío, no hay nada comparado a un buen zumo de naranjas recién exprimido, aunque no esté calentito.




Hace unos días recibí una caja de naranjas. Lo cierto es que pese a que ya en alguna ocasión, junto con otra amiga, había hecho encargos de las famosas naranjas que se teletransportan del árbol a tu mesa en menos que canta un gallo, os tengo que confesar que éstas de Palau me han sorprendido. 

El calibre, el zumo que se obtiene de cada una... una cosa sobrenatural diría yo. Bueno... es que soy muy urbanita y no estoy acostumbrada a catar las bondades del campo así, a golpe de timbrazo, en la puerta de casa y sin mancharme los zapatos.




Lo del zumo de ese día estuvo espectacular. Tomé una naranja, la exprimí y aquello no paraba de llenar aquel vaso que asistía al espectáculo tan sorprendido como yo. Culminé la operación desaciéndome de dos mitades de naranja absolutamente vacías de pulpa y zumo; con esa piel tan limpia podría uno hacerse un abrigo.....

Mi papelera tampoco daba crédito... el día anterior se había tragado seis mitades a la misma hora y por el mismo motivo. Un vaso de zumo.




Supuse que elaborar un postre con esa materia prima tenía que ser una cosa tremenda y así fue como dio comienzo la historia de mi budin de naranja. En la receta pone budín, ni pudding, ni pastel, ni flan. Así que budín lo vamos a llamar.

La encontré en una revista que me pasó una amiga. Saben que tengo esta rara afición de cocinar para gente invisible y temen que algún día me quede sin ideas, así que es frecuente que en tertulias, cenas o reuniones, alguien se acerque a mí con la intención de hacer una buena obra y me empiece a hablar de alguna receta de su madre o de su abuela. 

Es algo que yo agradezco pero, vaya por delante, que media hora después lo suelo olvidar por completo. Cuando se está a otra cosa, se está a lo que se está. Y yo cuando estoy con amigos del mundo 1.0 tiendo a desconectar.




Vamos con el Budín de la revista de mi amiga:

Ingredientes:

- 200 g de naranjas sin piel.
- 50 g de zumo de naranja.
- 2 huevos L
- 1 cucharada de harina de repostería.
- 1 cucharadita de maizena.
- 2 cucharada de azúcar.
- sal.

Las medidas de las naranjas os las doy en gramos, en vez de en unidades ya que va a depender mucho del calibre de la naranja. 200 g sin la piel son dos naranjas de buen tamaño. Y 50 g sería aproximadamente el zumo de una naranja.

Preparación:

Batimos los huevos con el azúcar, añadimos el zumo, y batimos de nuevo. Incorporamos las harinas, y la sal. Yo lo he hecho con la thermomix en vel 3, pero lo podéis hacer con una batidora normal. Aunque para pesar las cantidades, la thermo es una comodidad.

Pelamos las naranjas sin que quede nada blanco y las laminamos en gajos pequeños y finos. Reservamos algunos para decorar y los demás los incorporamos a la mezcla anterior.

Precalentamos el horno a 180º e introducimos el budin dentro de un molde, previamente engrasado con aceite y enharinado para que no se pegue. Lo dejamos al rededor de una media hora.




El resultado es delicioso. Una especie de flan suave pero denso. Si la naranja es de buena calidad ha de resultar dulce, muy dulce. Ideal para una merienda de invierno. 

Al sacar el pudin del horno, debéis esperar a que se enfríe antes de desmoldar. Posteriormente lo colocáis en una bandeja o plato sin darle la vuelta, pues queda más bonita la parte de arriba. Y lo decoráis con unas cuantas láminas de naranja.

No he hecho la prueba, pero tiene que quedar muy rico espolvoreado de azúcar glass.




Hasta el momento este es el postre que más me ha gustado de todos lo que he hecho con naranja. Bueno, a excepción de mi mousse de chocolate blanco y naranja, que es para quitarse el sombrero. Y lo cierto es que la naranja es una fruta que resulta ideal incluso para recetas saladas; no sé si recordáis ésta.





23 comentarios:

  1. Te ha quedado con un aspecto delicioso, me guardo la receta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Las fotografías son una verdadera monada, cuidadas hasta el mas mínimo detalle, dan ganas de pegar un bocadito a la pantalla, pero es que tu relato... me ha dejado atónita de principio a fin, me ha gustado leerte y además incluso me has tentado hacer un pedido! que buena eres :).

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué delicia Beatriz! yo también soy de zumito, pero en el desayuno. Qué regalazo te hicieron, no hay nada en esta época como unas buenas naranjas cargadas de zumo y vitamina :)

    Besos
    Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  4. Excelente Bea, ufff que pintaza tiene y qué bonitas fotos, bsss

    ResponderEliminar
  5. Un corte delicioso!! me encantan los postres con sabor a naranja.. muy, muy rico. Besosss,

    ResponderEliminar
  6. Que colores más bonitos :) las fotografías son preciosas y hablan por sí mismas. Besos Bea!

    ResponderEliminar
  7. Que espléndida receta, suave y a la vez refrescante. Ideal. Te la copiaré (con tu permiso) seguro. Entran unas ganas tremendas de hacerlo y las fotos espectaculares que platos tan bonitos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. el corte ya habla por si solo,te ha salido tremenda de rica y bien vitaminada y con un color expectacular¡¡
    beso

    ResponderEliminar
  9. Que bueno!
    Me gustan mucho sus fotos! Mui buenas!

    O pudim saíu lindo! Ficou divinal!

    beijinhos;

    Aurea Sá

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias! Es un placer que te hayan gustado nuestras naranjas. Solo naranjas de cosecha propia. Un saludo

    www.naranjaspalau.com

    ResponderEliminar
  11. Se ve delicioso este pudding que has preparado y con todo el maravilloso dulzor y hermoso colorido de las naranjas. Qué buena pinta tiene!!

    ResponderEliminar
  12. Que buena pinta que tiene y que bien te ha quedado!! Seguro que está delicioso :) !!

    ResponderEliminar
  13. Unas naranjas bien ricas y tu postre de fábula

    ResponderEliminar
  14. Beatriz, tiene una pinta tremenda. Es una gozada comer naranjas en este época. Me gusta tu "budin". Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Las tengo oídas!!!! tienen un color y una pulpa que lo dice todo. En cuanto al pudding he hecho muchos, porque me encantan!!!!, pero de naranja ninguno y se ve con un color y cremosidad el corte que no veas. Buen postre Bea, de la revista de tu amiga:) Muaks

    ResponderEliminar
  16. Que vista que tiene, que rico!!! Me encanta la repostería con frutas y este budín es perfecto!

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedaodo increible!!!
    Delicioso y la foto genial!!!

    ResponderEliminar
  18. Soy una loca de las naranjas y tu post de hoy me ha fascinado. Me encantará el sabor cuando lo pruebe porque no me quedo sin hacerlo, y me han rechiflado las fotos, tienes muy buen gusto, te felicito.

    un besazo, preciosa y feliz día

    ResponderEliminar
  19. Hola, soy Mariana. Me encantan las cosas que escribes, tus fotos y tus recetas que son riquísimas. ¿Cuándo me invitas a comer a tu casa?
    Besos, Mariana Calderon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja!! Marianita muchas gracias!! Tan simpática como siempre. Sabes que hoy estás invitada ;D.... espero que te guste mucho la comida que te he preparado. Dale un beso a tu mami y que se ponga bien prontito. Mua.

      Eliminar
  20. Yo todas las mañanas tomo mi zumito de naranja y me sienta fenomenal. Ahora, eso si, si ya lo acompaño con tu budin estaría el doble de bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo sin mi zumo mañanero, no soy persona... Me encanta la receta y las fotos, beso

    ResponderEliminar
  22. Hoy he probado tu budin de naranja. Es boníssimo!!!!! Gracias por la receta..
    Un abrazao
    Margit

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...