viernes, 8 de marzo de 2013

Croquetas de pera y queso Brie.



Si estoy sometida a la dictadura del "chocolismo".... por las noches me doy a la tableta sin control y sin esperanza de rehabilitación.... y no me refiero a la de Apple, hay también algo de patológico en mí en el tema de las croquetas.

Es un poco como aquél anuncio de "no podrás comer sólo una".  Creo que las croquetas fue lo primero que aprendí a hacer en mi vida, probablemente antes de pasar por la universidad. Como el litro de leche siempre ha sido mi punto de partida y mi referencia, me solían salir unas 30 ó 40. Así que durante dos o tres días me alimentaba casi exclusivamente de croquetas ante la mirada atónita de mi familia, que por otra parte me lo consentía... desde aquí, gracias!

Años felices aquellos en que no era menester preocuparse por los hidratos de carbono. Qué gran maravilla el metabolismo de los 20!






Por desgracia las patologías me van cayendo del cielo sin que pueda hacer nada para remediarlo. Ay... los 40!!! Una vez escuché a alguien diciendo "A partir de los 40 si al despertarte por las mañanas no te duele nada, cuidado! quizás estés muerto!"

A mí todas las mañanas me duelen los números de la báscula.

Mi nueva patología consiste en que soy incapaz de tocar una pera y no llevarla a la sartén. Desde que asistí hace unas semanas a una degustación donde las preparaban cocinadas de varias maneras... ya no me como ni una cruda. Todas acaban procesadas configurando nuevos platos y nuevos sabores. Tentador y adictivo.




Y así ha sido como como fruto de mis peculiares obsesiones traje al mundo las croquetas de pera y queso Brie.... Lo de los quesos lo dejamos para otro día... qué también tengo cosas que confesar. ;D

Ingredientes:


  • Un litro de leche entera.
  • 200 g de harina.
  • 250 g de queso Brie.
  • 1 pera conferencia (yo de Rincón de Soto D.O.P).
  • 75 g de mantequilla.

  • 1 huevo.
  • Pan rallado.
  • Aove.
  • Sal.


Preparación con Thermomix: ponemos un poco de aceite en el vaso e incorporamos la pera en trocitos pequeños, programamos 7 min, 100º, giro izda, vel cuchara. Reservamos. Añadimos la mantequilla al vaso y programamos 3 min, vel 2, sin temperatura (el vaso ya está caliente). Incorporamos la harina y la dejamos 3 min, vel 2, 100º. Añadimos la leche y la sal y batimos a vel 7 medio minuto. A continuación programamos 8 min. 100º, vel 3 y medio. Incorporamos el queso en pequeños trozos, para que funda bien, y programamos otros 5 minutos más a la misma temperatura y velocidad. No os olvidéis de retirar la corteza!!
Vertemos la masa en un bol e incorporamos la pera con movimientos envolventes para no romperla. Dejamos enfriar.





Preparación Tradicional: En una sartén grande y honda sofreímos en un poco de aove la pera en trocitos y reservamos. En la misma sartén derretimos la mantequilla e incorporamos después parte de la leche, como un vaso. En una batidora mezclamos el resto de la leche con la harina y la incorporamos a la sartén cuando la leche haya empezado a hervir. Removemos con agilidad y sin detenernos hasta que veamos que tenemos la masa conseguida sin grumos; es fácil y rápido; el hecho de añadir la harina ya integrada con la leche lo hace muy sencillo.

Salamos y dejamos cocer unos 10 minutos. Luego incorporamos el queso sin corteza y troceado y lo dejamos hasta que se funda. Vertemos en un bol e incorporamos la pera suavemente para no romperla. Dejamos enfriar.

A continuación hacemos bolas, yo con un dispensador de helados para que salgan iguales, y pasamos por harina, huevo y pan rallado. Freímos en aceite muy caliente, girándolas en un primer momento para sellarlas y que no se abran, luego bajamos el fuego y las terminamos de hacer.




A veces les doy la forma tradicional, y otras las dejo redonditas como bolas. Me gusta variar. He usado queso Brie fresco, pero tengo curiosidad por probarlo con el que venden preparado en tarrina en forma de crema, por ver si varía el resultado.

He de decir que estos tipos de queso, igual que el Camembert, pierden intensidad en aroma y sabor al ser calentados, con lo cual no hacen sombra al dulzor de la pera con su potente sabor, y combinan perfectamente con ella.





11 comentarios:

  1. Bea, no te quejes!! a los 40 la vida con los kg aún es fácil, es a partir de los 50 que se complica "muy muchísimo", es un horror,los números de la báscula se convierten en el "demonio de Tasmania", jejeje. Tu receta es exquisita y el estilimo me encanta, bsss

    ResponderEliminar
  2. Ohhh que ricas Bea, de caerse las lagrimas¡¡¡¡ Bss y que tengas un buen fin de semana.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  3. Por favor que buenas!!! M elas llevo a mi cocina y las pondré en práctica, estos dos ingredientes juntos los he probado en otras recetas y nos encantan, en croquetas no. Bonitas fotos y genial la receta Bea... tu también me inspiras guapi:)

    ResponderEliminar
  4. Muy originales !!!!!!!!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la combinación queso y pera, en todas las elaboraciones, estas croquetas divinas!!

    ResponderEliminar
  6. Me puedes decir en la elaboración tradicional, cuando se añade el queso?. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Uauuuuuuuu, con lo que me gustan las croquetas! Me llevo un par.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Tengo que hacerlas sin falta!! Lo de los años es como todo, yo que tengo 65 los cuarenta o los cincuenta me parece el colmo de la juventud. Disfruta de cada día que es lo que importa.
    MªJosé.

    ResponderEliminar
  9. Que gracia, Beatriz. Las croquetas, junto con los arroces, son de las cosas que más me cuestan. Pero también de las que más me gustan. Me gusta tu propuesta porque también me pasa algo parecido con la pera y la manzana. Que ya solo las veo cocinadas. Voy a tener que probarlas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. son muy tentadoras y mas viendo su interior y estas fotos tan estupendas habrá que probarlas
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  11. Me temo que cuando hablamos de números, siempre nos asaltan y nos invaden de alguna manera a lo largo de nuestra vida. En forma de números simples, de operaciones matemáticas sencillas, y vamos peor si nos metemos en operaciones más complejas.

    Cuando cumplí los 30, aunque de eso hace ná y menos ;), mi madre me dijo que los años se me pasarían volando. ¡Y mucha razón la suya! ¿Qué tiene un número en la decena que influye tanto para cambiar nuestra percepción de la vida? Y ahora tú nos dices que cuando llegas a los 40, si no te duele nada es que pueda que estés muerto. ¡Ains! Yo creo que si no noto eso es porque el estrés no me da tiempo ni para notar que no noto nada, ja ja ja.

    Yendo a las protagonistas de tu receta, las croquetas de pera y queso brie, te digo desde ya que me encanta tu propuesta. Soy muy de peras, me gustan todas, y las he probado a la plancha y parece que hasta se intensifica su dulzor, ¿no te parece?

    Y sí, hacer croquetas fue de las primeras cosas "complicadas" en la cocina que yo aprendí a hacer también, aunque las comía de forma más comedida ;)

    Feliz finde!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...