miércoles, 17 de julio de 2013

Cerezas rellenas de tarta de queso. Petit Four.



La tarta casera de queso con base de galleta es uno de mis postres preferidos. Suelo cubrirla con mermelada de fresa, frambuesa e incluso cereza.

Este petit four es un pequeño guiño a esa tarta riquísima que tanto nos gusta. Lleva los mismos ingredientes y fruta fresca. Unas impresionantes cerezas de tamaño espectacular.





Son cerezas de La Rioja, se las compro a Javier en su tienda De Torre Gourmet. Tiene una fruta estupenda, un poco cara, pero la calidad se paga.

Cuando las vi enseguida pensé en hacer algo con ellas más allá de comérmelas así sin más. Fue entonces cuando recordé un anuncio que vi en el finger de un avión. Llegaba al aeropuerto de Schiphol creo, y vi un enorme anuncio de cosmética. Ignoro la marca, de verdad, me fijé sólo en la foto; una cereza cubierta con una crema..... facial supongo.




Inmediatamente pensé en este postre que veis hoy aquí. Lo anoté rápido en mi I pad mini; que llevo a todas partes. En cada viaje abro una nota, "apuntes gastronómicos de Amsterdam" en este caso, y voy anotando todo lo que me resulta fuente de inspiración. 

Como los escritores de novelas. A fin de cuentas soy una escritora de recetas...




La idea evolucionó hasta la tarta casera de queso. Así imaginé la crema facial comestible compuesta de nata montada con queso crema. El toque de la base de galleta lo encontraremos después ligeramente espolvoreado por encima en forma de polvo ocre.

Cortar en dos partes cerezas de semejante tamaño es muy fácil. 




Con un cuchillo las dividimos en dos partes y con ambas manos las desprendemos simplemente girando una en sentido opuesto a la otra, como si las desenroscáramos. En el medio quedará el hueso, que se retira muy fácilmente con el palo de una cucharita de café.


Ingredientes:

- 250 g de cereza muy grande.
- 100 cc de nata 35% m. g.
- 2 cucharadas de azúcar glas aprox.
- 100 g queso crema.
- 4 galletas.
- 25 g de mantequilla punto pomada.


Preparación:

Abrimos las cerezas en dos y les retiramos el hueso como hemos explicado más arriba. En un vaso montamos la nata (mejor si está bien fría) con el azúcar. Os he puesto la referencia de dos cucharadas soperas rasas, pero probáis y a vuestro gusto. 

Cuando esté montada añadimos el queso y removemos hasta integrar. A parte machacamos en un plato las galletas con un tenedor y les incorporamos la mantequilla bien blandita. Mezclamos hasta conseguir una textura arenosa. Reservamos.




Montamos el petit four, o bocado dulce, estupendo para el final de una cena..... de la siguiente manera: En el hueco de la pepita ponemos un poco de polvo de galleta, encima con una manga añadimos la crema de nata y queso, y lo adornamos de nuevo con nuestra tierra de mantequilla tostada.

Delicioso!!




Sin duda es la tarta casera de queso y cereza más rápida y fácil que hayáis hecho nunca! Sorprendente  y original. La crema conviene prepararla en el mismo día para que no se ablande, aunque el queso siempre da consistencia a la nata montada. La reservaremos en la nevera hasta el momento de servir. Un postre refrescante, ideal para el verano, y muy gourmet.





Beatriz Tobegourmet.


21 comentarios:

  1. Q pasada. Me encanta como te ha quedado

    ResponderEliminar
  2. Muy original y delicado. Me ha encantado. Bsss

    ResponderEliminar
  3. Pues me parece una idea para recordar..sencillos y deliciosos por la pintuqui que les veo. La tarta de queso como a ti me encanta y lo de inspirarte en la crema facial..me ha hecho reirme un rato. No sabes como me apetece lo del ipad mini porque te veo siempre tan activa con él que...¡quiero un ipad mini! por favor en septiembre cuando nos veamos con Jesús deja caer lo super útil que es y lo mona que estaria yo con mi ipad mini...a ver si cuela jejeje. Besos!

    ResponderEliminar
  4. En dos palabras "im-prezionante" Me apunto la idea!!

    ResponderEliminar
  5. Qe idea tan original, tiene que estar deliciosa

    ResponderEliminar
  6. La combinación de las cerezas con pastel de queso(mi favorito también) es ideal y tu combinación con el esmalte de uñas ya es lo más. Voy a buscar también este esmalte, queda muy alegre

    ResponderEliminar
  7. Ohhh como me gustan. Has aunado de una forma chic, dos elementos que me encantan. Cerezas y tarta de queso. Si es que quien tiene estilo y saber hacer... Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  8. es lo que más me gusta del mundo, la tarta de queso...pero es que con estas cerezas y con ese tamaño te ha quedado redonda la receta!

    ResponderEliminar
  9. ¡Pedazo de reconstrucción de la tarta de queso de toda la vida! Para un catering o fiesta casera es un postre que queda de lo más finolis. Y si no hay cerezas, con fresas o frambuesas tampoco quedaría mal.
    Ole tu imaginación!!

    ResponderEliminar
  10. Pero vamos a ver, eso no son cerezas, son la madre de todas las cerezas!!

    Una idea genial Beatriz, nunca dejarás de sorprenderme con tus propuestas, y me encanta que sea así!

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Lo he visto en el Face y me he quedado impresionada y al venir más! Me parece muy muy original y la cheesecake es mi preferida. No se si sería capaz de hacerlo por que no me manejo bien con la manga pastelera, pero te aseguro que esta me la guardo bajo llave.

    Me ha encantado!

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Genial idea Beatriz...y me encanta como lo explicas!!
    Lo del Ipad mini también lo dejaré caer...como Kuki...jajajajaja
    Quizás lo pruebe con fresas...seguro que también estará super!
    Un beso guapa!!
    Gemma

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado esa frase que utilizas describiéndote y diciendo que eres "una escritora de recetas". Hoy en día no somos nadie ni dentro ni fuera de casa si no tenemos en nuestro bolsillo algún artilugio tecnológico. Yo he podido comprobar que tu iPad y tú sois grandísimos amigos y hacéis un tándem perfecto, y tanto, que se ha convertido también en tu agenda de notas.

    La idea de deconstruir una tarta de queso e invertirla de esta manera me parece ingeniosísima. En pequeños pecados y con fruta es una forma muy inteligente de consolarnos a falta de tarta de queso real, je je.

    Y un truqui: si tienes una pajita gruesa, puedes usarla para clavarla en la carne de la cereza abierta, como que fuera a pillar el hueso de esta, girarlo como que lo fueras a enroscar, y tirar. ¡Y huesos fueraaaa!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  14. Que postre más elegante, una delicatesen. Bss.

    ResponderEliminar
  15. Qué apetitosas esas cerezas!!!

    htpp://www.tarragonain.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  16. Qué buen aspecto tienen tus petit fours frutales...Tomo buena nota, delicia pura!!!

    ResponderEliminar
  17. un postre con tu toque chic,lo hace divino este bocado,una union sublime¡¡
    Bss

    ResponderEliminar
  18. Hola Beatriz,

    Ayer me dejaste perpleja con esta receta, porque no se me hubiera ocurrido mezclar ambos.

    Eres una escritora de recetas ideal.

    Bss,
    Silvia

    ResponderEliminar
  19. Me encantan las fotos, son artísticas y la receta muy practica! gracias!!

    ResponderEliminar
  20. Me encanta. ¡Qué original!
    Le has dado la vuelta a la tarta de queso.
    Estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...