jueves, 11 de julio de 2013

Mantequilla caramelizada con cebolla crujiente. Receta.



Según dijo hace bien poco un cocinero muy mediático; "comiendo se aprende". No puedo estar más de acuerdo. La semana pasada en un restaurante situado en una agradable zona residencial de Amsterdam probé esta delicia. 

Son muchos los lugares, sobre todo en Francia, Suiza, Italia... que yo sepa.. donde sirven con el pan un poco de mantequilla para acompañar la comida. En España, en donde tenemos fantásticos aoves, cada vez es más frecuente este mismo detalle con el zumo de oliva, lo cual me parece estupendo.




El sábado pasado decidimos reservar mesa en el Ron Gastrobar. El chef Ron Blaauw tomó una valiente decisión cuando optó por eliminar su clasificación dos estrellas Michelín y dar un giro a su cocina y su empresa. 

La calidad de la comida es fantástica; el poso sigue ahí. Los platos son muy especiales, con ingredientes de alto nivel como la langosta o el king Crab, carne de wagyu, ostras, foie....

Cenamos en la terraza, francamente agradable, y hacía un tiempo estupendo cuando llegó a la mesa la mantequilla caramelizada con cebolla crujiente.




Fue verla, probarla, y saber que al regresar de mi viaje trataría de conseguir hacerla. Deliciosa. Un aperitivo suculento pero irresistible, que nos acompañó toda la cena.

En Holanda, como podréis imaginar hay fantásticas mantequillas. El punto de partida era un ingrediente de primera calidad... el resto la genialidad de un chef imaginativo y experimentado.




No hace ni cuatro días que regresé y ya he conseguido tenerla en mi nevera!! Soy dicho y hecho. Y como estoy deseando compartirla con vosotros os dejo lo que he interpretado debe de ser la receta.

Ingredientes:

- 150 g de mantequilla punto pomada, o sea blandita.
- 100 cc de nata líquida 35% mg.
- 50 g de azúcar.
- 25 cc de agua.
- Cebolla crujiente.
- sal.


Preparación:

En primer lugar preparamos un caramelo líquido. Para ello colocamos en un cazo el agua y azúcar a fuego medio, y lo dejamos sin remover ni hacer nada hasta que se torne dorado. Es importante no tocarlo hasta que el proceso no culmine. 

Una vez obtenido lo retiramos de fuego y giramos con movimientos suaves el cazo en el aire hasta que enfríe un poco. Unos minutos. A continuación añadimos la nata y fuera del fuego, y con una varilla, removemos hasta que quede integrado.

Lo llevamos otra vez al fuego y lo dejamos unos minutos para que espese un poquito. Luego lo hará más al enfriarse.




Colocamos la mantequilla en el vaso de la batidora y añadimos la salsa de caramelo, dejando un poco para poder rectificar y que tome el sabor que nos parezca apetecible. Salamos. Finalmente batimos con una varilla eléctrica hasta que monte un poco.

Con las proporciones que os dejo va a estar correcto, pero yo no llegué a verter la totalidad del caramelo.... probé, vi que lo encontraba bien, y me planté. 

Con la sal si que estuve añadiendo en varias veces. Esto es como el aliño de una ensalada, a cada cual le puede gustar más o menos concentrado.




Una vez que empiezas no puedes parar!!

Se que os va a encantar, y además podemos prepararla y dejarla en la nevera para usar cuando nos surja la situación. Eso sí, sería entonces conveniente sacarla un par de horas antes para que esté más blandita y airearla un poco con un tenedor o una varilla. 

Por supuesto que la cebolla hay que añadirla en el último momento; aporta un contraste de textura excelente y el sabor marida perfectamente.




Nosotros la acompañamos de pan normal, pero pueden irle bien unas tostas sin más. 

Dudo sobre aquellas que contienen pasas o arándanos, creo que el protagonismo hay que dejarlo por entero a esta crema de mantequilla medio dulce, medio salada que es estupenda!





25 comentarios:

  1. Me estoy relamiendo, menuda textura que tiene la mantequilla. El sabor me lo imagino y sí o sí la hago. Eso de estar acompañando el pan con esta delicia debe ser un pecado. Besos cielo y menudo viajito que te has pegado ehhh

    ResponderEliminar
  2. wow Beatriz...me ha encantado! Yo soy muy de mantequillas, así que esta la veo como un "fondo de nevera"! Además, esta cebolla en mi casa es casi obligatoria tenerla, o sea que seguro que la hago y te digo como me ha quedado!!
    Petons!
    Gemma de Food&Cakes by GB

    ResponderEliminar
  3. Que pasada de mantequilla, me encanta para combinar con algo salado, con un buen pan....estos holandeses y sus mantequillas. Bss

    ResponderEliminar
  4. Seguro que deliciosa, me encanta la textura que se ve...De vez en cuando no creo que haga daño a nadie...Con moderación, claro.

    ResponderEliminar
  5. Buf, hace falta que te diga que me has dejado con la mandíbula desencajada? No hay reto que se te resista!
    Esta mantequilla se ve deliciosa, y las fotos, como siempre, espectaculares!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Que gran idea nos traes de tierras holandesas. Me ha encantado ese toque dulce del caramelo con el contraste de la cebolla. A ver si encuentro ocasión para prepararla. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  7. Que fantastica receta, ya me estoy imaginando la super mantequilla con un surtido de panes. Gran idea

    ResponderEliminar
  8. pero eso sí que es una delicatesen!..y el toque dulce que le da la cebolla, insuperable!
    si te apetece conocer mi nueva colección de cucharitas de madera, puedes pasarte por mi blog!

    ResponderEliminar
  9. Qué buen postre para mi dieta ;)

    htpp://www.taragonain.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Madre mía Beatriz!!! Esto tiene una pinta buenísima. He visto la foto en Cocinar con Thermomix y al principio he pensado que era un helado, pero cuando lo he leído ¡me ha encantado! ¡lo probaré seguro!.
    Gracias por esta receta tan rica.
    Besicos,
    Marta

    ResponderEliminar
  11. Hola,

    Estupenda receta, por cierto cuando dices "colamos" la mantequilla en el vaso de la batidora te debes referir a "colocamos" sino no me cuadra. En cualquier caso, muchas gracias por la receta, me encanta tu blog.

    Un saludo, JJ

    ResponderEliminar
  12. Pues apuntada queda para prepararla el lunes!!! He estado a puntito de levantarme y empezar ahora mismo, pero este finde me da que voy a cometer algunos excesos y como me conozco y sé que no sólo la probaría, si no que daría con el culo del bote donde la guardase prefiero dejarlo...
    Un saludo.

    Pilar

    ResponderEliminar
  13. Me parece impresionante, no tengo palabras para describir las ganas que me han entrado de probarla, tiene una textura fantástica y el contraste de sabores debe estar increible.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Qué buena pinta!! y nunca había oido hablar de esta delicia! Marta

    ResponderEliminar
  15. que buena idea nos traes,tiene que ser muy rica y pecar una vez al año no hace daño¡¡
    Bss

    ResponderEliminar
  16. Deseando probar esta receta! Muy innovadora!! Seguro que sorprenden su sabor y su textura! Gracias por compartir! :-)

    ResponderEliminar
  17. Aunque yo soy muy de mantequilla por esta haría una excepción. Con esa textura tan cremosa y ese color que le da el caramelo cualquiera se niega. Una delicatessen en toda regla. Besos.

    ResponderEliminar
  18. No conocía el blog y me han encantado las recetas y la estética. Te sigo desde hoy.

    ResponderEliminar
  19. Madre mía del amor hermoso!!Vaya receton,sencillo y muy original. Esto tengo que prepararlo yo sí o sí, me encanta la mantequilla y la cebolla esa frita es un imprescindible en mi despensa, así que en cuanto tenga un momento me pongo a ello.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Nivelazo que nos traes en esta receta, de verdad. Un "básico" rico, rico.
    No somos mucho de mantequillas por aquí, pero la tendré en cuenta por si se me presenta la ocasión, gracias :)

    Un saludín! :D

    ResponderEliminar
  21. La cremosidad de esta mantequilla traspasa la pantalla, y con ella la gula y las ganas de meter el dedito y llevarme a la boca una pequeña porción. No más (que estamos en un medio público y hay que guardar la compostura). Soy de a las que le va la mantequilla en galletas y bizcochos, pero soy muy comedida con su consumo porque sabemos que no es nada saludable.

    Me ha encantado, de verdad te lo digo. Tú también traspasas fronteras, guapa.

    Un beso y feliz día de domingo.

    ResponderEliminar
  22. Esta mantequilla me la enseñaron a hacer el año pasado en un curso y como bien dices es deliciosa, lo que no le ponían era la cebolla crujiente. Creo que has redondeado la receta... me apunto lo de la cebolla... me parece deliciosa la combinación y el contraste. Muchas gracias por tu sugerente receta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Esto tiene que ser un bocado de dioses y diosas ufffff

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena Beatriz! Esta si que es una receta no gourmet... sino supergourmet, de esas de tenerlas guardadas para ocasiones especiales en las que quieras sorprender a tus invitados! Yo desde luego, me guardo como un auténtico tesoro. Un beso guapísima

    ResponderEliminar
  25. Dios mio...estaba buscando mantequilla de cebolla, y tope con este lujo de receta y super bien explicado. Me voy a poner a hacerla ya mismo!!!! Guau!!! Gracias por compartir este manjar de Diosa!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...