jueves, 30 de enero de 2014

Compras delicatessen en Nueva York. Dean & Deluca.



Todo el mundo que había estado allí me lo decía con insistencia; "tienes que ir a Dean & Deluca" te va a encantar!.  "Pero a la tienda del Soho, que es la mejor" insistían. Así que esta meca del gourmet se convirtió en destino de alta prioridad en mi incursión gastronómica en la ciudad de Nueva York.

Dean & Deluca "Gourmet foods & food gifts" como proclaman en su web. Comida y regalos gourmet; un imprescindible para los sibaritas que buscan los mejores productos, las mayores exquisiteces, lo mejor de lo mejor.

Un signo de perfección y sofisticación gastronómica sin duda alguna. Para quienes somos amantes de cocinar rico.... es Disney.





Era allá por octubre, en vísperas de Halloween, fiesta muy celebrada por los americanos y en esta lujosa tienda de la 560 de Broadway con Prince Street nos daban la bienvenida estos ejemplares de calabazas que son los más impresionante que jamás hasta entonces había visto.

Este local acoge la primera sucursal de la afamada cadena de tiendas que Joel Dean y Giorgio Deluca fundaron en 1977.




Ofrece productos gourmet de todo el mundo, y goza de un gran prestigio entre la gente americana. Las mejores pastas secas y frescas italianas, pastelería y panadería francesa, anchoas de Cantabria, miel del Yucatán...




Un viaje alrededor del mundo absolutamente comestible que se puede llevar a cabo dentro de un local con sabor neoyorkino. 

Con aspecto de loft, aire industrial y ciertos toques vintage; en la tienda del Soho las impersonales estanterías metálicas ceden protagonismo a los productos que contienen y que pueden proceder de cualquier punto del globo terráqueo.




Increible la variedad de especias y aderezos que se pueden encontrar.... No existe ingrediente que no esté al alcance de la mano en Dean & Deluca. Un lugar para componer un fondo de armario, o despensa, verdaderamente extraordinario.

Sus empleados visten de blanco impecable. Es un lugar donde además se puede tomar un café o comer en una pequeña barra a la entrada. Comprar comida para llevar, o hacer la compra del mes. Al fin y al cabo es un supermercado... aunque gourmet.




Variadísima la oferta también de frutos secos, deshidratados, liofilizados.... preparados para componer maravillosos postres y pasteles, y genial la zona de dulces donde se pueden encontrar verdaderas maravillas como las handmade vanilla marshmallows; nubes de azúcar hechas a mano, caramelos de mantequilla, de uva, nutty crunch, chocohigos, y una caja de gominas llamada "sweet indulgence" entre otros millones de cosas.




Impresionante también su sección de chocolates, de diferentes procedencias y con distintos perfumes y gustos, incluso chocolate orgánico!! . Una perdición para quienes como yo somos altamente adictos a su sabor y efectos.




El servicio es así mismo exquisito. Reseñable su sección de comida preparada y la de verduras orgánicas. Todo perfectamente ordenado y colocado, es un templo del buen gusto.




En la tienda también se encuentran libros, algo de menaje y utensilios de cocina traídos de todo el mundo. La marca dispone de más tiendas a lo largo de todo el país; las más visitadas son las de Rockefeller en Manhattan y la de Washington. Cuenta además con tiendas en Tokio y Dubai.





Fue grato encontrarme con productos españoles como el azafrán, el pimentón de la Vera, la ventresca de bonito Ortíz y también Serrats, aove Cal Saboi, y aceitunas Jolca...

Ya desde hace años los estadounidenses eligen productos y marcas o Denominaciones de Origen españolas para venderlas en su país en cadenas como ésta o como Whole Foods Market, pero ha venido habiendo una evolución significativa en el último par de años, siendo considerados "Big players". Es evidente que existe una auge de la cocina española en EEUU.




En la sección de quesos pude localizar nuestro queso de La Serena de Extremadura, aunque la mayoría era de origen italiano, inglés y francés.




Aquí se pueden ver como los etiquetan, con su nombre, su tipo y país de origen. Una locura para los que amamos el queso por encima de todas las cosas!!




Dejé para el final la visita a la sección de utensilios y gadgets de cocina. De nuevo un surtido increíble y piezas de vajillas, stand cakes, cubiertos y demás de las mejores marcas y calidad.



Dean & Deluca supone en definitiva un claro icono para el Gourmet en la ciudad de Nueva York. Un lugar que uno no se puede perder de ninguna forma, ya sea para localizar algún producto exclusivo, para comprar un regalo especial, para tomar tentempié delicatessen, improvisar un picnic sibarita en Central Park, o simplemente para perderse y soñar paseando entre sus estanterías repletas del mayor abanico de sabores que uno pueda imaginar.





7 comentarios:

  1. Beatriz...yo aun no he estado en NY...pero con tus crónicas casi que es como si ya hubiera ido. Dicen que cuando estás, cada rincón te recuerda las películas que llevamos tantos años viendo...
    Yo, estoy segura que si algún día voy, me recordará tus posts!
    Petons guapa!
    Gemma de Food&Cakes by GB

    ResponderEliminar
  2. Yo supe de este market la primera vez en una secuencia de la pelicula de El silencio de los corderos o una de sus secuelas, no recuerdo muy bien, en la que Anthony Hoppkins se deleitaba en un avion con una bandeja de Dean&Deluca con productos de delicatessen.

    ResponderEliminar
  3. Beatriz. yo tampoco he podido estar en NY,pero al menos con esta entrada he visto un rincon enorme al que me encantaria perderme si fuera para alli.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. ayyyyyy Beatriz, siempre te digo lo mismo, me rechiflan tus crónicas de viaje!!! me muero de envidia "insana", conocí NY en el 83 y volví en el 98, y de momento "nunca mais" he podido volver. Voy a pedir una "sweet indulgence" a ver si alguien se apiada y hago un tercer intento!!! Tu post de hoy es más tranquilín, el de Macy's fué la bomba. Por cierto ¿que harías si te encuentras a Robert de Niro desayunando ahi? bssss

    ResponderEliminar
  5. No me extraña que te la recomendaran! He flipado sólo con ver las fotos! Qué envidia!

    ResponderEliminar
  6. Estoy con la boca abierta... me encantan estas crónicas que nos haces. Como dice Marga, envidia, yo prefiero de la sana, pero aún así, envidia.
    Jolines, me dejan en una tienda así y no me sacan en horas!!!
    besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buen reportaje!! Muy elaborado!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...