jueves, 24 de julio de 2014

Bonito a la llanisca. Receta.



Creo que no me equivoco demasiado si afirmo que ésta es la receta de bonito más rica y sabrosa del mundo. En muchas casas se cocina con una salsa de tomate casera, que es quizá una de las recetas más típicas. Pero nosotros lo tomamos siempre así, con un majado de ajo y perejil y un aderezo de pimentón, bien generoso, que le da un maravilloso sabor.




La calidad del pimentón es importante, yo lo compro a granel en una tienda en la calle Sagasta en Logroño, en un lateral de la Plaza de Abastos.

Se trata de un comercio que sigue vivo desde 1929. Negocio que fundó la bisabuela de Enrique Gil, que es quien se encuentra hoy despachando siempre con la misma buena disposición y gran amabilidad. Tienen más de doscientas referencias en aromas, hierbas y especias. Una joya de lugar que merece una visita si os dejáis caer por esta capital.




La vida de esta receta se la da el majado de ajo y perejil. Por mí cuanto más mejor, aunque para unas cuatro personas con una cabeza de ajos será suficiente. Vuelvo a lo mismo; el ajo mejor de aquí. Importamos ajo y lo encontramos en los supermercados, pero en España hay una producción excelente en algunas zonas. En La Rioja también.

Para diferenciar el ajo morado español del ajo morado chino (de importación). Sabed que el primero es blanco por fuera y morado por dentro,  mientras que lo otros tienen tonos violáceos por fuera pero son blancos por dentro. Nuestro ajo tiene 8 ó 9 dientes; el chino 10 a 12. 

Desde el punto de vista gastronómico, en cuanto a intensidad, un diente de los nuestros equivale a tres o cuatro de los de origen chino.



Una vez dicho lo anterior, no creo que sea necesario hacer mención a la necesidad de localizar también un bonito bien fresco para que nuestro plato esté redondo.

En los veranos en San Sebastián teníamos la suerte de disfrutar en ocasiones de alguna pieza que nos traían recién pescado por el tío Jose Mari en alguna salida en barco. Era fenomenal el lío que montaba mi suegra para despiezarlo en la bañera de casa, ella misma lo decía bromeando y resignada; parecía cosa de una película gore, pero su carne y su frescura eran algo realmente fantástico.




Yo no tengo problema en encontrarlo no como el del tío Jose Mari, pero casi casi, en mi pescadería de siempre.

Ingredientes:

- 1 kilo de bonito.
- 1 cabeza de ajos.
- 1 rama de perejil.
- 2 cebollas.
- 3 ó 4 cucharadas de pimentón.
- 250 g de caldo de pescado.
- aove.
- sal.

Preparación: En la pescadería pedimos que nos partan dos rodajas anchas, mejor de la zona central del bonito, y si es posible que nos retiren allí mismo piel y espina para dejarnos el pescado en tacos. Sino, lo haremos nosotros en casa.

Usaremos una cacerola baja; yo estoy encantadísima con ésta que veis y que tiene un montón de ventajas, entre otras que reparte el calor fenomenal, ya que en mi caso el tamaño de la vitro es algo menor, y el guiso se hace prácticamente por igual. Lleva una asas naranjas como accesorio para poder manipular la cacerola cuando está en el fuego y desplazarla sin problemas. Además estéticamente es preciosa incluso para llevarla a la mesa.

Ponemos a pochar dos cebollas finamente picadas en un poco de aove y mientras tanto, pelamos y majamos el ajo con el perejil y un poco de sal para que no nos resbale, en un mortero o el un bol. 




Añadimos una cantidad generosa de pimentón, 2 ó 3 cucharadas y un poco y un poco de caldo de pescado para remover y obtener una pasta que será nuestro aderezo.

Lo añadimos a la cacerola y lo dejamos unos minutos para que el ajo pierda su potencia y se cocine un poquito. Seguidamente añadimos los trozos de bonito (si lo preferimos los podemos marcar antes de empezar todo el proceso en la misma cacerola, y luego empezar con el paso de la cebolla pochada).

Lo mantenemos 1 ó 2 minutos y le damos la vuelta para que se impregne de toda la majada por el otro lado. Añadimos un poco de caldo de pescado, no demasiado, porque vamos a cocinar el bonito no más de 4 ó 5 minutos (según su grosor) pues debe de quedar poco hecho para que éste bien jugoso.



9 comentarios:

  1. Estupenda esta receta Beatriz...no la conocía! A ver si me animo un día de estos y la hago!
    Las fotos son de 10 guapa...una pasada!!
    Besos
    Gemma de Food&Cakes by GB

    ResponderEliminar
  2. Muy buena receta Bea, esas tijeras me apasionan, gran post como siempre, bsss

    ResponderEliminar
  3. Guapi, primero, las fotos son espectaculares, segundo...que pintaba ese bonito!!, me lo apunto pq no lo conocía ;).
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades Beatriz, por esta receta tan deliciosa, que espero hacer el martes !!
    Y que decir de las estupendas fotos, tan bién enmarcadas y tan con aire de casual , pero muy bién estudiadas, hasta el menor detalle !!
    Un abrazo !1

    ResponderEliminar
  5. Qué pintaza tiene el plato. Ahora mismo cogía el tenedor y me comía una ración, y eso que no soy de platos de atún o bonito... pero qué rico se ve!
    besos

    ResponderEliminar
  6. Me ha chiflado, Bea. No la conocía y me muero por probarla. Enhorabuena, las fotos, increíbles, dan ganas de meter el dedo en la cazuela.
    Marta.

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    Pues si dices que esta es la receta de bonito más rica y sabrosa del mundo, habrá que probarla, no??
    Gracias por compartirla, te contaré.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. No conocía esta receta pero pienso probarla, de eso no te queda duda. El aspecto de este atún no puede ser más apetecible.

    ResponderEliminar
  9. ay! cuando te marcas estas cositas más 'tradicionales' me conquistas a tope... ñam!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...