Páginas

lunes, 23 de marzo de 2015

Galletas saladas de kikos y comino. Receta.



Hay muchas ideas para acompañar una copa o una cerveza en el aperitivo. Unas patatas chips, unos cacahuetes, unas aceitunas. Siempre algo que nos despierte el apetito, nos entretenga el estómago y nos haga disfrutar de los preliminares de una cena o comida.
Estas galletas son ideales para esos momentos iniciales previos a una cita con amigos. Se trata de una receta de Begoña Rodrigo, cocinera famosa por su paso por el televisivo Top Chef, concurso del que resultó ganadora.




Me hice con su libro el día que nos vimos en una charla en Tondeluna, y ayer cuando lo consultaba, con el horno ya encendido, releía esa dedicatoria tan bonita: " Para Beatriz, gracias por compartir e impulsar la gastronomía, espero te guste y te invite a ponerte el mandil. Gracias por tratarme siempre con tanto cariño". Podéis vernos AQUI.




Las galletas sorprenden por su sencillez; más fáciles no pueden ser. Y su sabor especiado las hace especialmente adictivas. Se pueden tomar solas o untadas con un queso cremoso con el que van perfectas.

Ingredientes:

- 900 de harina. ( yo Santa Rita )
- 50 g de kikos triturados.
- 50 g de cacahuetes fritos triturados.
- 15 g de comino en polvo.
- 250 g de vino blanco.
- 250 g de aceite de oliva.
- 1 cucharadita de pimienta blanca.
- 1 cucharada de sal.




Preparación:

Mezclar en un bol todos los ingredientes excepto la harina. Removerlos bien con ayuda de una cuchara de madera. Ir añadiendo poco a poco la harina hasta que nos cueste remover. Sacar entonces la bola de masa a la encimera de la mesa y seguir con las manos. La cantidad de harina es orientativa, yo necesité menos de la indicada. Se trata de llegar a obtener una masa elástica y que no se pegue en las manos.

Extendemos una parte (el resto podemos guardarla en la nevera para otro día o para la siguiente tanda) sobre papel de horno con la ayuda de un rodillo. Si la masa encoge, y no se deja, esperar unos segundos a que se relaje y seguir. 

Nos tiene que quedar un rectángulo al que damos forma con la ayuda de un cuchillo.




Horneamos durante 5 minutos a 180º (el horno precalentado) y sacamos para dividir la masa en cuadraditos o si preferimos tener una galletas con formas es el momento de utilizar el cortador que nos apetezca. Yo opté por la primera opción que es la que viene en el libro y no puede ser más sencilla.

Las volvemos a introducir en el horno otros 5 ó 10 minutos, hasta que las veamos crujientes. No hay problema en abrir el horno varias veces para ver el punto. Las dejamos enfriar y ya tenemos listas nuestras galletas saladas de kikos, cacahuetes y comino.

Unas galletas originales por su sabor, y verdaderamente adictivas.





13 comentarios:

  1. Estas galletas me han robado el corazón....que pinta...sólo de pensar en los igredientes ya se m hace la boca agua!
    Me llevo la receta..que pronto se me llena la casa de invitados....iujuuuuuuu!!!
    Super besos y achuchones!
    Gemma

    ResponderEliminar
  2. Unas galletas fabulosas y con una pinta tremanda, que seguro están muuy ricas! bss

    ResponderEliminar
  3. Con lo que lleva es imposible que no sean buenas y aromáticas.Me gustan
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  4. No se me habría ocurrido hacer unas galletas así pero desde luego que todos los ingredientes que lleva me gustan así que tienen que estar buenísimas.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que originales, la verdad es que llaman la atención. Auqne sin duda seguro que están deliciosas.
    Un saludo, Clara

    ResponderEliminar
  6. Bea me parecen unas galletas golosas y muy fáciles...y encima receta de la encantadora Begoña! qué suerte conocerla!
    Me han encantado y no tardaré en hacerlas!
    Besos Bea!

    ResponderEliminar
  7. Bea tienes toda la razón son unas galletas fáciles y de mucho sabor, como siempre la presentación es una preciosidad, bsss guapa

    ResponderEliminar
  8. Una pinta fabulosa, me encanta el ambiente que has creado en las fotos y viniendo de Begoña, estoy convencido de que serán una delicia, las probaré y te cuento vale?
    besos

    ResponderEliminar
  9. Son fáciles y tienen que estar riquísimas!!
    besos

    ResponderEliminar
  10. Pues si que se ven sencillas de hacer, pero el resultado no podia ser mejor, como bien dices...con un queso crema son ideales. Unas fotos preciosas también.
    Un besote y feliz martes.
    Ettore

    ResponderEliminar
  11. Oye, felicidades por la receta! Es muy original y sencilla, me la imagino con foie y mermelada o un queso para untar. Felicidades por las fotos también.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Bea que maravilla de galletas, dan mucho juego para diversos aperitivos. Besotes y apuntadas.

    ResponderEliminar