martes, 28 de abril de 2015

Chocolatinas con escamas de sal y especias.



En ocasiones me da por comprar cortadores de galletas así sin ton ni son. Llego, veo uno, me enamoro y me lo llevo a casa; como éste que encontré en Azúcar y Vainilla y que me encantó. Es además un cortador con pedrigí pues forma parte del la colección de "Patricia Arrizabalaga, Haute Couture".

No soy yo sin embargo de hacer galletas muy sofisticadas como las de esta fantástica repostera y gran artista de la galletas decoradas. Prefiero hacer cosas sencillas, con un solo color y algún pequeño detalle. Pero no me complico con florituras que luego da pena comer.



Ya me vais conociendo y sabéis que me gusta darle una vuelta de tuerca a las cosas en la cocina, así que en lugar de para hacer galletas, decidí utilizar el famoso cortador para hacer chocolatinas.

No estaba yo muy segura de si iba a funcionar. En primer lugar pensé colocar el cortador sobre una lámina de acetato y rellenarla del chocolate fundido, pero al no ser plano del todo, no se quedaba en contacto completo con la superficie de plástico, y enseguida vi que si lo hacía así el chocolate fundido se me iba a escapar por los huecos.



Así que pensé que lo mejor sería extenderlo sobre la lámina y cuando estuviera medio seco hincar el cortador e ir marcando la forma de las chocolatinas-tarta para una vez duro levantarlas sin problema. No funcionó. Se rompían.

Es preciso hacerlo de una en una y esperar a que el chocolate esté bien duro para retirar "el que bordea al molde", dejando libre la forma interior del cortador. Así sí. Pero hasta entonces ya digo que rompí unas cuantas chocolatinas-tarta, y más de uno dio buena cuenta de los descartes.

Pero lo más importante! Estas chocolatinas con forma de tarta de tres pisos tan ideal, no tienen ni la más mínima gracia si no se las adorna un poquito. 






Y cómo adornar un chocolatina con algo original y que a parte de ser visualmente atractivo aporte un plus en sabor y textura?? Pues con sal. Sal gourmet.

De todos es sabido, y si no lo aprendéis ahora mismo, que el chocolate y la sal forman una pareja explosiva. El sabor y el dulzor se potencia al máximo y es la bomba!.

Utilicé varios tipos de que disponía, pues a mí el mundo de las sales me encanta y atesoro unos cuantos botecitos de "Flocons de sel" de la colección "Les autentiques" que podéis comprar on line AQUI



Ingredientes:

- 400 g de chocolate de cobertura de calidad.
- Flocons de sel de tres variedades ( rosas, wasabi, algas Bretaña)


Preparación:

Fundimos el chocolate al baño María sin que supere los 52 grados. Nos ayudamos de un termómetro (si no lo tenéis haceros con uno, lo vais a utilizar para un montón de recetas). Extendemos el chocolate con ayuda de una espátula sobre una lamina de acetato en varias zonas diferentes del tamaño aproximado del cortador. Las imágenes que tengo AQUI os pueden ayudar a entenderlo.

Espolvorear cada zona con una sal diferente y dejar que comience a solidificar en un lugar fresco. Cuando el chocolate empiece a estar duro clavar el cortador en una de las tres zonas y dejar que acabe de solidificar en la nevera. 




A los cinco minutos sacar y retirar con cuidado el borde de chocolate que rodea a la figura de la tarta hasta que esta quede libre. Luego levantarla con cuidado y reservar.

Repetir con las tres zonas restantes dejando primero que ablande un poco de nuevo el chocolate para que sea fácil hincar el cortador.



La preferida de Marta fue la vino del Priorat, hojas de romero, piel de naranja y de Pétalos de rosas.

A los mayores nos encantó la de sal de manantial, soja, sésamo negro y wasabi, y la de algas de Bretaña. Tengo también un botecito de sal con jengibre y pimienta de Shichuan, ese para otra ocasión.

Estas chocolatinas-tarta han sido todo un éxito y me parecen ideales para ofrecer al final de una cena, son super originales y no me cabe duda de que sea en el momento que sea, causarán sensación!!




12 comentarios:

  1. Son preciosas Bea, un poco elaboradas, pero fáciles. Me lo apunto también como detalle de regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, un poco elaboradas, pero fáciles y super resultonas!! gracias por venir tan a menudo por aquí... un beso!

      Eliminar
  2. Cómo no enamorarse de estas chocolatinas gourmet!!!
    Quiero una para mí solita, no la comparto, la necesito!!!
    Tu niña se ha hecho ya una mujercita... está preciosa!!! ¡Cómo pasa el tiempo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary Luz, sí se ha hecho mayor.... ya se ven las manos más grandes, y no quiere que le saque la cara, porque es una vergonzosa... qué diferencia con el post que hice hace tiempo de las Piruletas de chocolate!!

      Eliminar
  3. Imagino que ya vas preparando unas cuantas...no?
    Me ha encantado la idea...y Marta está preciosa!
    ¿Porqué compramos cortadores que nunca utilizamos?
    Besos!
    Gemma

    ResponderEliminar
  4. Que mayor Marta!!!! y espera!!!! no os daréis cuenta....
    Esas choco son lo más para regalar Bea, me han gustado mucho.. Muaksss

    ResponderEliminar
  5. Pero que monada de detalle , me encantan ya solo decirte que una dia probe algunas recetas similares y me encantaron asi que no hey excusaS . DELICIOSO BEA y maravillosas fotos como de costumbre bellas de verdad . un beso

    ResponderEliminar
  6. Mi chico está llorando con la sal de wasabiiii!!! ¿Dóndeeee???

    ResponderEliminar
  7. Estas son unas chocolatinas "gourmet" y ideales también para regalar.Ademas cada uno, se las puede hacer a la carta con esta variedad de ingredientes de poner encima.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Muy buena idea para terminar una buena cena o comida y sino para regalar. El toque de la sal en el chocolate, me encanta
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Genial idea!! A pesar de la prueba-error, te han quedado estupendas y nos ha dado una gran idea a todos!! Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...