miércoles, 15 de febrero de 2017

5 objetos imprescindibles para lucirte en la mesa.


Además de cocinar rico sabéis que me encanta presentar las cosas bonitas. Eso no quiere decir que no sea la más feliz del mundo comiendo en un tupper sobre una manta debajo de un árbol o en una silla en la playa. Aunque temo que incluso en esas ocasiones tiendo a complicarme algo la vida y del tupper me paso la comida a un plato, que llevo bien preservado, bebo en un vaso de verdad, y cargo con los cubiertos de todos los días. 

Pero vaya... que yo me adapto ! Y eso lo digo para esos amigos que tienen una especie de miedo reverencial e infundado a sentarme en una mesa con un hule a comer una tortilla con pimientos. Nada más lejos! Soy capaz de disfrutar casi lo mismo. 

Eso si el hule debe de ser bonito. Ejem.



Bueno, siguiendo un poco mi línea.... Os traigo cinco cacharros ideales para poner una mesa bien chula y que todos digan oH! antes de probar un bocado, que eso a la cocinera le anima y mucho! 


1.- Los ramequines de Emile Henry.

Me gustan por muchos motivos; están genial de precio que es un buen comienzo y son muy versátiles. Los uso para poner un chocolate y que se mantenga bien caliente, o para servir helados y que se mantengan más tiempo fríos.... para presentar un yogur con pequeñas frutas, una macedonia, unas natillas, un arroz con leche....

Pero hay una idea que os va a encantar. Los uso para llevar el queso azul a la mesa cuando ya está empezado. No os pasa que una vez cortado está desmigado, desmontado.... vaya, hecho un churro? pues esta idea (que es de mi madre) de servirlo en un recipiente como este, tipo vasito, de donde cada cual se ponga en su trozo de pan me parece además de bonita de lo más practica del mundo. Si somos  muchos lo colocamos en dos! Y hay muchas opciones más para darles uso casi a diario.



2.- Las tablas de madera o de mármol.

Me encantan las tablas de cortar. Y muchas las compro sabiendo perfectamente que no voy a cortar absolutamente nada sobre ellas.
Son perfectas para llevar un aperitivo en la mesa para compartir y no estoy pensando en quesos o embutidos sino en muchas otras cosas.


Primero empecé con las de madera, esta de arriba que compré en Valentina, creo que es de las primeras que entró en casa y luego ha sido un no parar. También se pueden encontrar preciosas en la tienda online de Claudia& Julia  .
Alargadas, rectangulares, redondas, de diferentes maderas; las de madera de olivo son lo más! aunque su precio también lo es.





De mármol tengo también unas cuantas y de diferentes tamaños. Esta de arriba es la más grande y puede quedar bonita cuando se va a llevar a la mesa algo caliente en una cacerola lucida o en una pallera. Mi última adquisición es de color verde, la podéis ver en la receta de pasta con brócoli y setas y me parece preciosa para presentar por ejemplo membrillo y frutos secos; unas almendras...

Mirad también este aperitivo de jamón ibérico de bellota que preparé hace poco. No luce más sobre su tabla de mármol que sobre un plato mondo y lirondo?




3.- Los pies de tarta.

Los stand cakes o pies de tarta son muy versátiles, no sólo para servir presentar una tarta o unos pastelitos, sino para muchas otras cosas más; por ejemplo unas huevas de salmón en un plato con hielo para que se mantengan frías como veis arriba.

Pensando en frío...otra idea pueden ser unos mejillones con salpicón, o salsa jardinera, pero cualquier canapé lucirá de maravilla en un buffet en donde tenemos que ingeniárnoslas a veces para conseguir que todo nos quepa. En ese caso lo mejor es repartir las cosas en alturas y los stand cake son muy prácticos para ello.




4.- Un molde bonito para hacer los mejores bizcochos.

Con este punto ya me repito, lo sé, pero es que os tengo que acabar de convencer a algunos que pensáis que los bundts de Nordic Ware son de precio demasiado elevado en comparación con otros. Pero es que ahí está el tema, que no tienen comparación.

Bajo estas líneas uno de los que tengo (porque tengo unos cuantos) sobre un pie de tarta. No os cortéis por adornar este tipo de bizcocho con ramas, como estas de eucalipto o florecitas de paniculata; son muy económicas, huelen fenomenal y con el resto adornamos la casa.




5.- Seis u ocho platos de postre bonitos.

Porque no sólo los vamos a usar para el postre, sino también para presentar entrantes; que pueden ir en vajilla diferente al resto de la comida o cena, o para un picoteo informal sentados o de pie pero no por ello menos elegante.

Mirad que precioso éste con un aperitivo de sardinillas riquísimo que hice hace hace un par de meses, y sobre una tabla maravillosa de Ruagalicia hecha a mano y con un asa de cuero que le da un toque muy elegante, vamos... que yo no la suelo usar para cortar cebolla precisamente.


Y pienso en seis y ocho pensando en ese numero de comensales, pero si fueran más yo lo soluciono muy fácil. Trato de tener otro modelo que pueda presentar al mismo tiempo porque sea de color o forma similar. Así además de tener dos modelos, en un momento dado los puedo refundir si es necesario.

Mirad que bien combinan estos en los que he presentado una ventresca como aperitivo y fijaros también en la precioso tabla de olivo. No os parece buena idea colocar sobre ella la sal y la pimienta, o un pequeño bol con salsas tártara y mahonesa?



4 comentarios:

  1. Hello!! Como siempre geniales tus consejos y tus fotos...que dan unas ganas de comerte todoooooo!!
    Petons guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Precioso todo! enamorada de tus fotos y del estilismo! besos guapa!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...