jueves, 30 de marzo de 2017

Ensalada griega de patatas y olivas especiadas. Patatosálata.



Pues sí desde que ha entrado en casa el libro de María Zannia me ha dado por hacer recetas de cocina griega; hoy una ensalada de patatas y olivas especiadas que allí llaman patatosálata, porque ya llega el buen tiempo y hay que ir pensando en platos ligeros, que hagan las veces de aperitivo con unas cervezas o un vino, y con aceitunas de varios tipos que me encantan.



Como sabéis soy de tienda de barrio, de tienda pequeña, y hace poco en un pequeño establecimiento donde compro bacalao, sobre todo en estos días de cuaresma que es muy típico, nos pusimos a charlar sobre las aceitunas que también venden; por qué unas son verdes, otras marrones y otras negras procediendo de la misma finca. Sabíais que las marrones toman ese color porque se recogen más tarde? Y que las negras son muy ricas en hierro?


Viviendo como vivo en La Rioja me he empapado de la cultura de la uva y el vino, y la verdad es que la aceituna y el aceite es otro mundo muy atractivo.
En esta ensalada ideal para el tape o en la que he empleado la aceitunas que me ha despachado Marisa, he usado un Arbequina que aporta una frescura y un dulzor que va estupendo con el resto de ingredientes.


Además llevan orégano, pimienta y un chorrito de limón. En fin, mejor os lo cuento todo ordenado y os doy la instrucciones adecuadas para componer esta deliciosa combinación.

INGREDIENTES:

  • 3 patatas medianas.
  • 1 cebolla morada.
  • Aceitunas de varios tipos (verdes, negras...)
  • 1 cucharada de alcaparras.
  • El zumo de 1/2 limón.
  • Orégano (mejor fresco).
  • Pimenta recién molida.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
PREPARACIÓN

  1. Pelamos las patatas y las troceamos.  
  2. Las ponemos a hervir en agua salada hasta que estén cocidas. Las reservamos.
  3. En un bol mezclamos las aceitunas con las alcaparras, la cebolla morada cortada fina y aliñamos con el orégano, la sal, la pimienta, el limón y el aceite de oliva.
  4. Agregamos esta mezcla a las patatas una vez estén frías.
  5. Servimos en un plato para que todos puedan picar de él, o en pequeños platillos en raciones individuales.


Esta combinación de especias y aromas, con patatas y olivas, supone una forma saludable y diferente  de agasajar a los amigos en esa cerveza de sábado o domingo; en animada charla, en la terraza o en el jardín, al aire libre.... respirando ya la primavera. 

Momentos que dejan siempre un buen sabor de boca.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...