jueves, 14 de noviembre de 2013

Verdinas con almejas y gambón. Receta.



Presumo de la riqueza que tiene la cocina asturiana. Allí nací y aprendí a comer, luego a andar, a hablar y a escribir juntando letras sin más. En ese orden. Mi infancia sabe a frixuelos, arroz con leche, bígaros, oricios, contundentes fabadas y casadielles y queso cabrales. Cuando empezaba a saborear de verdad Asturias me tuve que marchar. Pero mis primeros recuerdos de olores y sabores son de esta tierra verde y mojada. Como estas verdinas con almejas y gambón que representan a mi entender el paisaje del norte de prados y olas de mar.




Cuando uno tiene un blog le pasan un montón de cosas buenas. Una de ellas es que de repente empieza a tener amigos en muchas partes. Lejos o cerca, lo mismo da. Noelia es una asturiana que cocina que te mueres y hace unas fotos que te vuelves a morir. 

Hace tiempo que nos seguimos la pista la una a la otra, bueno, exactamente un año. Porque de eso trata este asunto de hoy; de su aniversario.




El blog de Noelia se llama La cucharina Mágica y es de esos que apetece leer y contemplar. Hace casi un mes, y con motivo de su primer año cocinando para gente invisible, nos proponía participar en un concurso de recetas que vino a llamar "Saborea Asturias" con el patrocinio del Hotel Villa MarrónProductos El Cuco, y Sidra Trabanco.

Y un día antes de finalizar el plazo, como si de la declaración de la renta se tratara, aquí me encuentro, a las mil, fiel a esta cita virtual. Porque no podía fallar a Noelia, y porque me encanta lo que nos pide: "cocinar algo con sabor a Asturias".




De todos los sabores y texturas de la cocina asturiana me quedo con las fabas, o mejor dicho "les fabes". Fabes pintes o de canela, fabes de la granja para la fabada, y las más gourmet y finas... les fabes verdines. Y como no podía ser de otra manera, he optado por éstas. Por su delicado sabor, por sus cualidades, y porque son una delicia. 

Aunque las verdinas se producen originalmente en Llanes, se pueden encontrar en toda Asturias y fuera de ella en las tiendas gourmet. Estas las compré en el Mercado de San Miguel con otra amiga blogger, Cósima, un fin de semana que pasé en su casa en Madrid. Podéis verlo Aquí.




Este plato de verdinas con langostinos o con gambón, es un plato digno de una cena especial, o una celebración. Así que creo que le va de cine a Noelia y al aniversario de su blog. 

En casa las hemos tomado algún día de Reyes, e incluso en Navidad. Son un producto delicatessen, su producción es limitada y su precio algo elevado, pero son un manjar.

Es posible que encontréis muchas recetas de cómo hacer verdinas con almejas y gambón, pero yo os voy a dar la mía, la de mi casa, que es así:




Ingredientes: (para 4 personas)

- 1 cebolla.
- 1 ó 2 cabezas de ajo.
- Unas ramas de perejil.
- Una hoja de laurel.
- 20 gambones, o langostinos.
- 300 g de almejas.
- 240 g de alubia verdina.
- Un chorrito de vino blanco.
- Una cucharita de harina.
- Aove.
-Sal.

Preparación

(la noche anterior ponemos las verdinas a remojo en un cuenco con agua que las cubra y un par de dedos más).

1- Abrimos las almejas en un recipiente con agua que las cubra a fuego vivo. Cuando hayan abierto las retiramos y reservamos ese agua. 

2- Hacemos una salsa verde
En una sartén o cazuela echamos un chorrito de aceite y añadimos una media cabeza de ajos y perejil, muy finamente picado todo, y lo dejamos que se poche unos minutos sin que se llegue a dorar. Añadimos un poquito de agua y el chorrito de vino blanco, bajamos el fuego, dejamos reducir, y salamos. Incorporamos la harina para que engorde un poquito, al final añadimos las almejas, las dejamos unos minutos y las retiramos.

3- Preparamos los gambones al ajillo. Separamos las cabezas de los cuerpos y las reservamos. Pelamos los cuerpos y los reservamos también. Picamos otra media cabeza de ajos de nuevo muy muy pequeños junto con un poco de perejil. En una sartén o cazuela sofreímos las cabezas de los gambones aplastándolas con un tenedor para que suelten su jugo. Eso nos va a teñir el aceite de forma natural y darle mucho sabor. Retiramos las cabezas y en ese mismo aceite echamos el ajo y el perejil y lo dejamos un par de minutos o tres a fuego medio sin que se llegue a dorar ( para que el ajo no amargue ). Añadimos los cuerpos de los gambones pelados, un poquito de sal, y los dejamos hacerse pero muy poco. Lo reservamos.

4- Cocemos las verdinas. En la olla express ponemos las verdinas cubiertas de agua, para ello, emplearemos la que habíamos reservado de las almejas y añadimos la necesaria, justo para que las cubra. Incorporamos la cebolla partida en dos, 3 ó 4 dientes de ajo, una hoja de laurel, una ramita de perejil y sal. Unos 5 ó  7 minutos desde que suben los anillos, o sea desde que está a presión. Cuando bajamos la presión y abrimos las mantenemos otros diez minutos cociendo con la tapa entreabierta, añadiendo un poquito de agua fría cada vez que vuelva a hervir. Dicen que este recurso las hace aun más tiernas.

5- Unimos todos los ingredientes. Cuando las verdinas están cocidas, retiramos la cebolla, ajos, laurel y perejil de la olla e incorporamos las almejas a la marinera y los gambones al ajillo. Probamos y rectificamos de sal. Dejamos otro ratito a fuego bajo para que se mezclen los sabores, y se reduzca el caldo, con cuidado de que nos quede suficiente.




Un consejo: mucho mejor preparadas de víspera. 

Se concentran aun más los sabores y la salsa engorda un poquito. Una sugerencia para quedar de lujo presentando un plato de cuchara, que se agradece en estos días de frío, sin renunciar a los más exquisitos sabores y a la sutileza de productos de tan alta calidad como son los ingredientes de esta receta de verdinas con almejas y gambón.





Beatriz Tobegourmet.


20 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué bonita tierra Asturias!!!! me encanta la similitud que has hecho entre el plato y el paisaje, es preciosa. En cuanto a la receta... mira por donde voy a tener que ir al Mercado de San Miguel ¡¡¡qué disgusto!!! jajajaja a comprar las verdinas, bueno, tengo otra opción, ir a Llanes, que tampoco es mala, me lo voy a pensar, pero sin hacerla no me quedo, me ha encantado, es espectacular. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta ir al Me
      rcado de San Miguel a comprar las verdinas, aunque sea un placer hacerlo. También tienen verdinas en muchas fruterías de calidad... Mañana disfrutaré de la comida del domingo con este guiso tan apetecible, veremos como queda.... Saludos

      Eliminar
  2. Con el texto que has hecho dan ganas de viajar a Asturias. Sólo he tenido la oportunidad de estar una vez y sólo pasé un par de días. Tengo buen buen recuerdo y muchísimas ganas de volver. Sobretodo ahora que me intereso mucho más por la gastronomía y que me encantaría probar platos tan exquisitos como éste elaborados con productos de 10.

    Un besoo

    ResponderEliminar
  3. Es innegable!! asturiana por los cuatro costados!!! así hablamos de nuestra tierra con emoción, orgullo y nostalgia cuando no estamos aquí. Tu receta me ha encantado, la presentación y las fotos quizá aún más. bsss Beatriz

    ResponderEliminar
  4. He tenido el placer de visitar vuestra tierra en diferentes ocasiones y cierto es que mirando tu plato te puedes trasladar al paisaje asturiano.... con esas fotos hasta el olor llega casi
    Muas

    ResponderEliminar
  5. Lindas las fotos, precioso tu texto en el que se lee la misma añoranza por la tierra que siento yo por la mía…Pero sobre todo deliciosa tu receta! Las verdinas las probé una vez y me encantaron, pero no las había probado con gambones y almejas, así que voy a ponerle remedio a eso! Además en casa somos muy de recetas de cuchara así que va por ti y por la "cucharina"!!!
    Suerte en el concurso! Besitos

    ResponderEliminar
  6. Unas fotos preciosas Bea¡¡¡, y de apetecer ya mismo. Me encanta la puesta en escena¡¡. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  7. Mueeero por un platito de estas verdinas...Espectacular, delicioso!!! Nada más impresionante para mis ojos que un buen plato de legumbres cocinado a fuego lento y presentado tan elegantemente...Un disfrute!!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por dar a conocer de manera tan cuidada todo el mundo Gourmet!
    Nosotros que estamos preparando una tienda online de productos gourmet nos encanta encontrar cosas como estas!
    Enhorabuena por su blog!!

    ResponderEliminar
  9. Bea una receta de las que quitan el "sentio" solo ver el plato es ya un si o si
    Bss

    ResponderEliminar
  10. No he tenido la suerte de comer nunca verdinas. Es una pena porque se ven tiernas, blanditas y sobre todo exquisitas

    ResponderEliminar
  11. A ti, como asturiana, no tengo que venir yo a decirte que ha sido todo un acierto que presentes esta receta tan espiritualmente asturiana al concurso de Noelia. Como tampoco tendría que decirte que el producto del mar es el que mejor va con la verdina (según tengo entendido). No es mi fabe favorita, ni me la tomaría para la cena, pero como no le hago remilgos a casi nada, me tomaría un platito estando hechas por ti. Porque la vista no engaña y porque me están diciendo que han de estar buenísimas.

    Mucha suerte en el concurso.

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Que buena propuesta Bea! Como me apetecen y estas creo que no las he comido, por su color no las recuerdo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Beatriz. No soy asturiana y te he conocido a través de seguir a La Cucharina, que me encanta, pero ya tienes una nueva seguidora y desde luego te recomendaré. Suerte en el magnifico concurso.

    ResponderEliminar
  14. Qué ilusión que participes! y vaya recetón, no me puede gustar más, to be gourmet total jeje
    Muchas gracias por tu receta y suerte en las votaciones
    Besin paisana
    Noe

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué buenísimas Beatriz! Las verdinas son unas alubias para mi gusto de lo mas finas. Yo también las preparo con marisquillo, y están para morirse. A ver si para el año que viene conseguimos sembrar unas pocas y con un poco de suerte a ver si se nos dan bien.
    Espero que tengas suerte en el concurso, tu receta bien se lo merece, y tus fotos hacen que quiera meter la cuchara en la pantalla, ¡no te digo más!
    Besos
    Cristina

    ResponderEliminar
  16. Una receta fantástica!!! Yo no cozcozco Asturias, pero viendo los platos que se están presentado.
    Veo que tiene una gran gastronomia.

    Mucha suerte en el concurso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Me encanta tu receta, además la verdina es una faba que me chifla. La presentación y fotos es una maravilla. Mucha suerte en el concurso

    ResponderEliminar
  18. Impresionante pita......eres un coñazo para explicar la receta y aburres pero vas bien. ......prueba hacerlas con bogavante........verdinas con bugre. ......igual hasta triunfas......ja ja ja ja. ....cuidate

    ResponderEliminar
  19. soy de TANES UN PUEBLIN DE CAMPO CASO COMO YO LAS COSECHE ESTOY ENTUSIASMADA CON TU RECETA MAÑANA MISMOLAS PONGO MAÑANA TE CONTARE SALUDOS TERE

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...