martes, 18 de marzo de 2014

Tarta Hummingbird de Martha Stewart. Receta.



Esta bizcocho o pastel, de textura y sabor delicioso, había sido horneado para convertirse en una layer cake, o tarta en capas. Dividí como siempre la masa en dos moldes y los coloqué en el horno a la vez. Eran sobre las tres y media del pasado viernes. Pero sucedió que uno de ellos no sobrevivió a la salida del cole y la llegada de mis hijos a casa que, embriagados con el aroma que salía de la cocina, empezaron a dar saltos de alegría. Fue devorado sin piedad y yo no me supe oponer.

Así que me quedé sólo con el que veis, que por otra parte tiene un copete tan bonito que daba pena rebanarlo para el montaje de la layer cake. Así que decidí cambiar de planes y hacer este pastel tal vistoso que nos sirvió de merienda al día siguiente.




Lo tenía marcado desde hace tiempo en el libro de Martha Stewart que me traje de Nueva York. Contiene más de ciento cincuenta recetas de tartas, plum cakes, layer cakes, bundts... una pasada! Me estrené hace poco con la red velvet cake que fue todo un éxito. Podéis ver la receta AQUI.

Y ante esta nueva incursión en sus apetitosas propuestas puedo deciros que la cosa promete, y que siento el impulso de seguir reproduciendo cada una de sus páginas y materializándolas en mi mesa; porque este bizcocho, tarta, o pastel, o como se le quiera llamar, es la cosa más rica que os podáis imaginar. Se llama "Hummingbird cake" o tarta colibrí, y es un clásico en América.




Tierno, húmedo, con diferentes texturas y muy sabroso. Lleva nueces y plátanos, pero además piña, canela y coco. He ajustado un poco la fórmula porque hay que ver la cantidad tremenda de azúcar que incorpora la receta... !! Con un treinta por ciento menos está la mar de buena.


Ingredientes:

- 285 g de harina de repostería.
- 1 cucharadita de café de bicarbonato.
- 1 cucharadita de café de canela en polvo.
- 100 ml de aceite de oliva.
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
- 300 g de azúcar.
- 3 huevos L.
- 180 g de plátano (2 maduros).
- 200 g de piña. (puede ser en almíbar).
- 80 g de nueces.
- 80 g de coco rallado.
- Una pizca de sal.


Frosting

- 250 g de mantequilla.
- 250 g de queso crema (tipo Philadelphia).
- 400 g de azúcar glas.





Preparación:

En un bol mezclamos la harina con el bicarbonato, la canela y la sal y removemos hasta integrar. En otro recipiente mezclamos los huevos con aceite, el azúcar y la esencia de vainilla. Incorporamos el plátano chafado previamente con un tenedor y batimos. A continuación agregamos las nueces peladas y picadas finas, luego el coco rallado y vamos batiendo bien cada vez para integrar. 

La piña que utilicé fue en almíbar, venía previamente troceada y lo que hice fue colocarla sobre papel absorbente para eliminar el líquido. Luego se añade a la mezcla anterior y se bate de nuevo.

Entonces comenzamos a incorporar la mezcla de harina y canela, previamente preparada, en varias veces mientras vamos batiendo. Yo he utilizado la Thermomix para todo el proceso alternando la velocidad 3 y 4.

Si queremos hacer un layer cake, o tarta en capas, dividiremos la masa en dos moldes pequeños (de 19 cm de diámetro) que se horneen a la vez en horizontal a 180º unos 45 mts. Luego montaremos un bizcocho sobre otro y le haremos dos cortes a cada uno para obtener 3 capas de relleno. Si por el contrario nos apetece hacer una única tarta o pastel buscaremos un molde más grande y le haremos un único corte en el medio. El tiempo de cocción es el mismo. Como cada horno es un mundo, lo mejor es comprobar con una aguja si ya está hecho; será cuando salga limpia.

Dejamos enfriar sobre una rejilla el bizcocho o bizcochos, antes de proceder al relleno.




El frosting de crema de queso se hace batiendo el azúcar, la mantequilla y el queso hasta obtener una crema fina; los dos últimos han de estar blandos o a temperatura ambiente. Con la Thermomix en velocidad 5.

Las cantidades que os he dado son las necesarias para cubrir una layer cake con tres capas, más todo el exterior. Para una tarta simple con un solo corte como la que os muestro os basta con algo menos, pero recomiendo hacer cantidad abundante; siempre podemos guardar lo que nos sobre y tomarlo por ejemplo con unas fresas...




Para cubrir una layer cake, o tarta en capas, lo mejor es enfriar el frosting al menos una o dos horas para que esté más firme y se pueda extender con una espátula sin problema. Si por el contrario os apetece lograr este efecto, que hace la tarta tan apetecible, basta con enfriarlo un cuarto de hora a lo sumo, cortar el bizcocho en dos partes, aplicar una cantidad generosa y tapar.

En la mesa podéis acompañarlo con un bol que contenga más crema por si alguien se quiere añadir un más; aunque la textura y el sabor de este bizcocho invitan a degustarlo si necesidad de ningún acompañamiento, o alternado un bocado más fresco y dulce con la crema, y otro más intenso sin ella.

El color oscuro se lo da el plátano que domina en el sabor, la piña su dulzor, y el coco y las nueces aparecen en su textura... tan especial. Una receta exquisita que invita a hacerla una y otra vez más!





25 comentarios:

  1. Siempre me ha encantado este "clásico" pero nunca lo había hecho..y ahora, Beatriz me has hecho entrar ganas, y cualquier día me pongo.
    Me encantan los colibrís...y en Estados unidos en cuanto arranca la primavera los ves a menudo. La primera vez me embrujaron, pues se paró delante de mi, con esa parada fija que hacen en el aire, que parece que paren el tiempo y se me quedó mirando. Nunca olvidaré esa belleza.
    Esta tarta, con esa mezcla de sabores tiene que estar buenísima. Ya te digo, cae pronto.
    Ese efecto frosting ocioso por los lados le queda genial al igual que las flores.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Uff, qué pganas de meter el dedo en ese frosting, en mi casa no llegaría a la foto, todos estaríamos pasando el dedo. Tengo que hacerlo y éste tuyo se ve perfecto. Bss.

    ResponderEliminar
  3. Ahhhhh, era este!!!! Este pastel, tienes toda la razón, es una pasada y me gusta como te ha quedado, con su copete. Hubiese sido una pena cercenarlo....
    Lo hice para una fiesta y me pasó como a ti, no dejaron ni las migas. Tuve que ir a codazos, si no quedaba sin probarlo !!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Beatriz, creo que es Martha Stewart la que tiene que leerte a tí, espectacular, me ha encantado, bsss

    ResponderEliminar
  5. Me gusta esa manera que tenemos a veces para dar la vuelta a una idea que teníamos en mente, y tú supiste salir airosa con esta magnífica tarta. Me gusta la fruta en los bizcochos, le aporta suavidad y humedad. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  6. Hola. Bea.
    El pastel luce precioso, como te decía en FB: Además, las flores y la combinación de sabores me recuerdan a Hawai, ¡Estoy dejando salir demasiado seguido mis asociaciones libre!
    Creo que la reducción de la cantidad de azúcar es todo un acierto, comparto plenamente eso de que si con menos está igual de rica, ¿para qué más?
    Y el copete ... es cierto .... hermoso .... quizá eso también me recordó a Hawai. Saludos, linda.

    ResponderEliminar
  7. Vaya merienda que se debieron pegar tus niños con esta tarta! La idea de dejar el copete me parece perfecta porque muchas veces las tartas son bonitas tal como salen del horno y no necesitan demasiados adornos. Te ha quedado estupenda!

    Besoss

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, Beatriz, menuda presentación, no se puede ver más apetecible, untuosa, elegante, con esa nueva tendencia de las cremas cayendo de modo caprichoso, impresionante, me encanta y me la apunto, seguro que me entusiasma.

    un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  9. esta tremenda esta tarta con esta combinacion de ingredientes y esa foto con el fronting cayendo no tiene precio.Divina¡¡
    bss

    ResponderEliminar
  10. Pues un bravo por tus hijos, porque de un inesperado te ha quedado una delicia.
    Muas!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, bueno, bueno querida amiga, te sales cada día más! ese bizcocho huele desde aquí... vaya maravilla!
    Besote
    Noe

    ResponderEliminar
  12. El bizcochos solo ya hace una pinta tremenda, cuando lo vi ayer ya pensé que acabaría aun mejor. Este relleno es de lo más bueno y muy cremoso. Aunque le falte un piso queda muy bien Bea, suelen pasar estas cosas, que lleguen los crios del colegio y ataquen como posesos a la ultima hornada. Un pastel que tendré en cuenta. Bss

    ResponderEliminar
  13. Mi Bea!!!..me encanta el nombre de este pastel, me gusta saber de un clásico que no conocía...pero lo mejor es ver lo lindo que te quedó!!!..hiciste bien en no rebanar ese copete tan bonito que tiene..es tan sexi y gordito!!! ;)
    Pronto ire a NYC, ciudad de "pecado y tentaciones" ;) ya me diste otra idea para mi maleta de regreso..el libro!!!..yo tengo el de cookies y es una maravilla :)
    Cariños mi linda Bea :)..bella como un colibrí :)

    ResponderEliminar
  14. la historia de cómo desaparece una parte del bizcocho y cómo transformas el layer cake me parece muy buena, y esta tarta, qué te voy a decir: sólo escucho cosas buenas de su sabor, así que nada, será cuestión de ponerse

    ResponderEliminar
  15. Un bizcocho con muy buena pinta, debe esta buenísimo.
    Y excelente la presentación.


    micocinayotrascosas.com

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Qué impresionante!!
    Llevo tiempo queriendo preparar esta tarta, y la tengo ahí reservada con su papelito en el libro de la pastelería Hummingbird... No tardaré en hacerla viendo este resultado tan rico y apetecible =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  17. Esto si que es un "Bizcocho" pero un bizcocho con ilustración de lujo, como todo lo que tu haces, Beatriz ... millones de gracias por usar nuestras Harinas y por nombrarnos en tu Blog,
    Pedro J. López de Santa Rita Harinas.

    ResponderEliminar
  18. Bea, si es que tu hasta con los retales haces maravillas. Y que conste que este pastel no es un retal, pero ya me entiendes, hasta de un copete que todo el mundo hubiera rebanado, tu vas y le das el charm adecuado. El pastel tiene una pinta de estar de lujo, y las fotos y la presentacion me encantan. Bss preciosa.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  19. Esta tarta está deliciosa, el bizcocho es tan húmedo y jugoso... me encanta la mezcla del plátano, la piña, la canela...mmm qué rico. Las fotos espectaculares.

    Feliz finde

    ResponderEliminar
  20. No me extraña que se comieran el bizcocho antes de tiempo, el aroma al entrar en la cocina tenía que ser tentador. Me ha gustado que lleve aceite de oliva, delicioso, y más ligero de lo que pensaba. Creo que no me daría tiempo poner el frosting..., desde luego un acierto. Bsss

    Ana " Hecho en la Propriété"

    ResponderEliminar
  21. Qué molde has utilizado tu,a mi se me ha quedado plano. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente tu molde era grande. Yo he utilizado precisamente uno pequeño para tener más altura. Como de 16/18 cm de diámetro. Un saludo!

      Eliminar
  22. He leído en otras recetas que la piña se agrega con todo y almibar.
    Quitandole el almibar, no te queda muy seco??

    ResponderEliminar
  23. He leído en otras recetas que la piña se agrega con todo y almibar.
    Quitandole el almibar, no te queda muy seco??

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...